Comparte

Unidas Pinto contra el cierre de Schneider Griñón

En los últimos días hemos conocido que Schneider Electric tiene intención de cerrar su planta de Griñón, dejando en la calle a 178 trabajadores y trabajadoras y a sus respectivas familias. Si en otros casos la deslocalización en Madrid resulta un escándalo y un atentado al tejido industrial de nuestra región, y, por ende al de nuestro país, en el caso de Schneider en Griñón, lo es más aún, ya que no existen razones de viabilidad económica o técnica que puedan esgrimirse para tratar de justificarla.

La planta de Griñón es rentable y tiene carga de trabajo suficiente. Es absolutamente incomprensible y abusivo que la multinacional Schneider Electric, sin una justificación clara, y solo excusándose en que únicamente se trata de una decisión de carácter estratégico-empresarial, juegue con el pan de sus trabajadores y ayude a avanzar en el proceso de desindustrialización de nuestra región.

Unidas Pinto siempre ha estado apoyando la lucha de los trabajadores y las trabajadoras de Schneider, además de participar en sus múltiples movilizaciones. Creemos que es hora de redoblar la lucha y ahí nos tendrán los trabajadores y las trabajadoras siempre a su lado.

La desindustrialización de Madrid, y de un modo más acentuado del sur de la región, es cada vez más patente y preocupante. El tejido industrial crea riqueza y empleo. No es admisible que se apueste únicamente por los Servicios y la Logística y que se olvide que la Industria es realmente la que articula y la que facilita un empleo estable, de calidad y con derechos. Ahora es más necesario que nunca un plan industrial para nuestra región. Desde Unidas Pinto nos ponemos de nuevo a disposición de los trabajadores y las trabajadoras de Schneider para todas la movilizaciones o cualquier tipo de acción que quieran llevar a cabo en defensa de sus puestos de trabajo. La lucha de los trabajadores y las trabajadoras de Schneider es por una Comunidad de Madrid más rica, más próspera y con más derechos laborales y sociales, es una lucha no solo por ellos, es una lucha por todos nosotros.

Pinto, 8 de febrero de 2024